Longines
Longines

Longines es la expresión de la elegancia en estado puro. Desde 1832, la marca del reloj de arena alado ha conseguido enriquecer un patrimonio estético de valor inestimable, un sutil equilibrio entre el refinamiento y el clasicismo. Dentro de la armonía de sus productos, las líneas, formas y materiales confieren a estos guarda tiempos un carácter excepcional, riguroso, preciso, que constituye la herencia inalienable de la marca.

Al igual que los segundos avanzan acompasados alimentando el corazón de un Longines, cada latido se convierte en una nueva evolución, en un nuevo avance. De tal forma que cada familia, cada producto y cada reloj Longines marcan el paso del tiempo a través de su unicidad.